Logroño y su media tuvo en Javier Arenzana, corredor del 360 Rioja Runners, al protagonista, ya que cuando la mayoría de corredores, por no decir todos habían llegado a meta en la Media Maratón de La Rioja, el se paraba a la altura del Seminario de Logroño, a unos dos kilómetros de meta, acompañando a un corredor que se encontraba tendido en el suelo con un presumible golpe de calor. Pese a que ha llegado un médico, el mandaba la carrera a la mierda, no quería dejar solo a ese corredor con el que había compartido varios kilómetros. Acabo su carrera ahí, lejos de la meta. Eres un Runner y una gran persona. Orgullosos estamos de compartir la misma camiseta que tú.IMG_2816

Comments are closed.